Descender en rápel: Descenso por cuerda tensa

Inicio/Descender en rápel: Descenso por cuerda tensa

Descender en rápel: Descenso por cuerda tensa

Chabi Gálvez García 13 Jan 2017
Apasionado de la Escalada en Decathlon Puerto Venecia (Zaragoza).

Hola compañeros montañeros. Hoy, en este post, voy a hablaros de una maniobra para descender en rápel. Una maniobra con la que podréis bajar por una cuerda tensa, en el caso por ejemplo de que el compañero se haya quedado atorado o sin conocimiento por alguna causa. Una cuerda tensa que está sometida a una carga, en la que ningún elemento descensor se podría poner.

Para esta maniobra nos hace falta un cordino.

 

cordino-descender en rapel-cuerda tensa

 

Este cordino de rescate o de emergencia oscila entre 2 m a 2,5 m de largo (el mío es de 2,30 m). El grosor del que yo uso es de 10,2 mm aproximadamente, teniendo en cuenta que para mayor agarre deberemos de quitarle un alma al cordino y volver a quemar las puntas, con lo que quedará más blanda.

Procederemos a presentar el cordino junto a la cuerda tensa en cuestión, un lado más largo que otro, con el fin de dar tres vueltas a la cuerda tensa hacia arriba y que queden después los dos lados igualados.

Descender en rápel

Compañero bloqueado y no tiene material para desbloquearse.

Descender en rápel
Descender en rápel
Descender en rápel
Descender en rápel
Descender en rápel

Ya estaría listo para ser usado, comprobar primero que no desliza antes de quedaros colgando de él.

Descender en rápel

La maniobra es muy sencilla, colocar la mano encima de las tres primeras vueltas y presionar despacio hacia abajo, veréis que bajáis sin dificultad. Si se desliza solo o no hay manera de que baje, puede ser por que le faltan vueltas de trenzado o le sobran.

Las primeras vueltas como digo y el trenzado, serán en función de pesos, grosores de cuerdas…etc.

Descender en rápel
Descender en rápel

Anillo de cinta cosido de 60cm.

Como veis, también se puede realizar esta maniobra con algún anillo de cinta cosido que tengáis, pero cuesta un poquito más y desliza peor. Sobre todo, antes de que tengáis que usarlo por necesidad debéis de practicar esta maniobra en un sitio controlado, en un rocódromo o en alguna vía de escalada cortita que conozcáis, etc.

Espero que os haya gustado esta maniobra y que la probéis, así la practicáis, porque nunca se sabe….

En el próximo post, os comentaré como recojo las cuerdas en gazas, en vías largas de escalada.

¡¡¡Hasta la próximaaaa compañer@s montañer@s!!!

Por | 2018-04-03T11:28:24+00:00 enero 13, 2017|Entrenamiento y técnica, Escalada|2 Comentarios

Acerca del autor:

Chabi Gálvez García
Apasionado de la Escalada en Decathlon Puerto Venecia (Zaragoza).

2 Comentarios

  1. Xabier abril 18, 2017 en 1:04 pm - Responder

    Interesante.
    Perdona soy nuevo en esto y mi pregunta es;¿también nos valdría un machard?.
    Un abrazo.

    • Francisco Cañizares
      Francisco Cañizares abril 18, 2017 en 2:05 pm - Responder

      Hola Xabier!

      El marchard podría valer, pero para desbloquearlo es más difícil que si lo haces con el ocho, sobre todo si la cuerda está mojada. Por eso hemos usado este tipo de descensor, para solventar este posible problema de la forma más segura, fácil, y usando el mínimo material posible.

      Un saludo!

Deje su comentario