La fuerza de choque

Inicio/La fuerza de choque

La fuerza de choque

Quico Mellado 10 Aug 2017
Apasionado de la Escalada en Decathlon Aldaia, Valencia

La fuerza de choque

Cuando practicamos deportes de verticalidad como la escalada, el barranquismo o los itinerarios por vías ferratas sabemos que siempre existe un riesgo de caída, y seguramente hemos vivido con más o menos suerte algún “vuelo”.

En este artículo quiero escribir sobre algo que es imprescindible conocer si practicas o vas a iniciarte en alguno de estos deportes. Me voy a centrar en un concepto que es de gran importancia en cuanto a seguridad y a las características que debemos exigir a nuestro material: La fuerza de choque.

¿Qué es la fuerza de choque?

Se llama fuerza de choque a la energía generada durante el proceso de detención de una caída y que es transmitida por la cuerda al resto de elementos de la cadena de aseguramiento; cintas exprés, anclajes, asegurador, y en especial al cuerpo del escalador.

Pero para entender un poco mejor que pasa cuando la cuerda detiene uno de nuestros vuelos entraremos un poco más en detalle:

Cuando estamos escalando y nos soltamos de la roca iniciamos un vuelo en el que nuestro cuerpo va ganando velocidad y almacenando energía cinética (movimiento), y como todos sabemos la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma; así que, a la hora de detener esa caída toda esa energía generada en nuestro cuerpo tiene que ir a parar a alguna parte:

La mayor parte la absorbe la cadena de elementos de seguridad que utilizamos al escalar (cintas exprés, anclajes, cuerda y asegurador) y principalmente se transforma en energía calorífica y mecánica a través de:

  1. La elongación y deformación de la cuerda.
  2. El deslizamiento de la cuerda a través del aparato de aseguramiento.
  3. El desplazamiento del asegurador (nuestro compañero de cordada salta para hacer más dinámica la frenada).

La energía residual que no es absorbida por la cadena de elementos de seguridad llega al escalador en forma de choque o impacto, una parte muy pequeña es absorbida por el arnés y el nudo de encordamiento pero la mayoría la recibe nuestro cuerpo; esto es lo que se conoce en el ámbito de la escalada como fuerza de choque.

Por tanto, cuanto menor sea la fuerza de choque de una caída, más suave será el tirón que recibe el escalador al detenerse y menor será el impacto que reciban los anclajes, las cintas exprés y el asegurador.

La fuerza de choque en las cuerda dinámicas

Características que se deben tener en cuenta de nuestra cuerda

La cuerda es el elemento más importante y que más va a trabajar en la detención de nuestra caída, así que, debemos elegir una cuerda que tenga una fuerza de choque baja, es decir, que tenga una capacidad de alargamiento elevada; que sea muy elástica.

La principal característica de las cuerdas dinámicas es su elasticidad, la mayoría de estas cuerdas suelen tener un alargamiento dinámico de alrededor del 30%, esto significa que durante una caída un tramo de 10 metros de cuerda se alargará hasta 3 metros más, llegando a alcanzar los 13 metros; esta elasticidad y elongación es la que absorberá la energía de la caída y por tanto la que nos dará una fuerza de choque reducida.

La fuerza de choque

Todos los fabricantes de cuerdas, dentro de las características técnicas de cada cuerda, siempre nos indican la fuerza de choque máxima, este valor representa la fuerza máxima que la cuerda puede llegar a transmitir al escalador tras una caída.

Por tanto, a la hora de elegir nuestra cuerda deberemos buscar que la fuerza de choque máxima sea lo más reducida posible, ya que ante una misma caída con idénticas condiciones, una cuerda cuya fuerza de choque máxima sea 7 KN nos proporcionará una frenada más dinámica y suave que una cuerda cuya fuerza de choque sea  9 KN.

La fuerza de choque en los sistema de frenado y el asegurador

Como usar nuestros sistemas de freno cuando aseguramos

Como hemos visto antes uno de las formas en las que se disipa la energía de una caída es con el deslizamiento de la cuerda a través del sistema de frenado; actualmente podemos dividir los frenos más usados en escalada en 2 tipos: Automáticos y manuales.

Sin entrar mucho en detalles, marcas y modelos de cada tipo, diremos que los automáticos son aquellos que bloquean la cuerda al recibir una tracción, y por tanto, absorben poca cantidad de energía en la detención de la caída, en estos casos es el asegurador el que la recibe y tiene que absorberla con el movimiento de su cuerpo, saltando o deslizándose para dinamizar la caída.

En los sistemas de freno manuales son las propias manos del asegurador las que sujetan la cuerda y deben retener su deslizamiento cuando se produce una caída, este sistema es capaz de disipar más energía y por tanto detener la caída de forma más dinámica y suave para el escalador.

La fuerza de choque

Pero un pequeño deslizamiento de la cuerda de apenas 50 cm a través de las manos del asegurador puede producir quemaduras y hacer que de forma involuntaria soltemos la cuerda, lo que convierte un pequeño vuelo en una caída incontrolable.

Por eso es importante evitar la utilización de frenos manuales para asegurar al primero en escalada deportiva; y es imprescindible el uso de guantes siempre que utilicemos estos sistemas de frenado manuales.

La fuerza de choque en nuestro cuerpo

Cual es la fuerza de choque máxima que puedo aguantar

Como he comentado antes, la energía residual que no absorben el resto de elementos de seguridad, es absorbida por nuestro cuerpo.

La normativa europea actual por la que se rigen todos los fabricantes, establece que las cuerdas para uso en simple no deben superar una fuerza de choque máxima de 12 KN, es decir, que tras una caída nunca deberán transmitir al escalador una fuerza de choque superior a 1200 Kg. A partir de estos valores nuestro cuerpo sufrirá lesiones de gravedad.

Este valor máximo se ha fijado tras numerosos estudios y ensayos realizados en laboratorio por unidades aéreas y de paracaidismo del ejército, donde se ha demostrado que el cuerpo humano es capaz de soportar como máximo, y únicamente durante unos instantes, una fuerza igual a 15 veces su propio peso.

Veamos un ejemplo:

 60 Kg x 15 = 900 Kg

Una persona de 60 Kg de peso podría soportar una fuerza de choque máxima de hasta 9 KN.

Del mismo modo una persona de 80 Kg podría soportar una fuerza de choque máxima de 12KN (1200 Kg) o una de 90 Kg aproximadamente 13´5KN (1350 Kg)

La fuerza de choque

Conclusión

Como conclusión recordaremos que cuanto menor sea la fuerza de choque de una caída, más suave será el tirón que recibe el escalador al detenerse y MENOR será el impacto que reciban los anclajes, las cintas exprés y el asegurador.

De manera que una cuerda cuyo fabricante nos indique que su fuerza de choque máxima es 7 KN nos proporcionará una frenada más dinámica y suave que una cuerda cuya fuerza de choque sea  9 KN.

A la hora de elegir una cuerda será importante no confundir la fuerza de choque (que siempre debemos buscar que sea reducida) con la resistencia máxima de la cuerda (que debe ser elevada).

Remarcar que ahora que conocemos la fuerza de choque es imprescindible escalar siempre con cuerdas dinámicas y nunca utilizar cuerdas semi-estáticas para detener caídas, ya que su alargamiento siempre es menor del 5% y por tanto la fuerza de choque que transmitirán a nuestro cuerpo tras una caída será muy elevada pudiendo provocarnos lesiones muy graves.

Así que, cuando salgas a escalar siempre debes de tener en cuenta:

  • Llevar una cuerda con características acordes con el deporte que vamos a realizar.

  • La importancia de saber asegurar bien, ya que es necesario saber cómo reaccionar cuando nuestro compañero de cordada sufre una caída.

  • Tener claro el uso y características de nuestros sistemas de freno, para sacarles el mayor partido en caso de vuelo.

Todo esto para poder disfrutar de una jornada de deporte productiva, divertida y evitando lesiones y riesgos.

¡Gracias por leer mi artículo! Si quieres saber más sobre la fuerza de choque déjame un comentario o consulta nuestro catálogo de ropa y material de escalada.

Quico Mellado
Vendedor de Montaña
Ven a conocer a Quico en la tienda de Decathlon Aldaia

Por | 2018-04-03T11:42:33+00:00 agosto 10, 2017|Escalada, Seguridad y mantenimiento del material|3 Comentarios

Acerca del autor:

Quico Mellado
Apasionado de la Escalada en Decathlon Aldaia, Valencia

3 Comentarios

  1. Raul agosto 23, 2017 en 6:16 pm - Responder

    Muy interesante Francisco! , Gracias!

    • Francisco Cañizares
      Francisco Cañizares agosto 28, 2017 en 6:14 pm - Responder

      Hola Raúl!

      Muchas gracias por tu comentario!

      Un saludo!

  2. javier mayo 1, 2018 en 7:54 pm - Responder

    Hola Quico Mellado !
    Me parece un post realmente muy interesante y una explicación genial. Lo único que puntualizaría y corrígeme por favor si me equivoco es que:
    El factor de caída va directamente vinculado a la fuerza de choque. En tu CONCLUSIÓN comentas que “Como conclusión recordaremos que cuanto menor sea la fuerza de choque de una caída, más suave será el tirón” y si es así, pero la fuerza de choque sea menor va ligado a que el factor de caída sea mayor o menor correcto entonces si sabemos que tenemos un Fct= 4 (caída) dividido 10 (total de la cuerda utilizada ) Nos dará Fct = 0,4 entonces me gustaría saber cual sería la fuerza de choque que recibiría una persona tras un caída así.
    Sería genial si pudieras remitirme la contestación por email.
    Muchas gracias, Un saludo
    Javier T.U.

Deje su comentario