Las cuerdas dobles (Parte I)

Inicio/Las cuerdas dobles (Parte I)

Las cuerdas dobles (Parte I)

Adrià López 17 Sep 2016

Hola a todos!

En este primer post sobre cuerdas me gustaría desarrollar brevemente los conceptos asociados a las cuerdas dobles ya que este tipo de cuerdas suelen generar muchas dudas. Este post, es una primera parte en la que hablaremos de los conceptos y de las características básicas, de la normativa asociada a las dobles y de algunas preguntas habituales en relación a su uso.

Concepto y características

Las cuerdas dobles son una tipología de cuerdas dinámicas (según normativa EN892) que siempre trabajan en pareja (con su doble homóloga) y de forma alterna, pasando cada una de las cuerdas de forma individual a lo largo de los distintos puntos de anclaje. Este tipo de cuerdas se representa con el símbolo ½ y suelen tener diámetros de grosor comprendidos entre 8 y 9 milímetros. La longitud más habitual es de 60 metros aunque podemos encontrar longitudes que varían en torno a este valor.

cuerdas

Tres tipologías de cuerdas dinámicas. Fuente [1]

En cuanto a la resistencia, todas las cuerdas dinámicas tienen una carga de rotura que va en función de su diámetro. Por ejemplo, un diámetro de 9 mm tiene una carga de rotura de unos 2000 kg, en cambio un diámetro de 10.5 mm tiene una carga de rotura en torno a 2600 kg. Otra característica importante a tener en cuenta de las dobles es que su peso máximo de homologación es de 110 kilogramos y que con más peso, una caída podría generar una sobrecarga en las cuerdas.

Aspectos de la normativa

Todas las cuerdas deben cumplir una serie de requisitos mínimos según su tipología que vienen descritos en la normativa EN892. A continuación, aparece un cuadro con el conjunto de aspectos a tener en cuenta en el caso de las cuerdas dobles:

Cuadro normativo de características para las cuerdas dobles EN892
[2]
Porcentaje del alma >50%
Deslizamiento de la funda < 20mm
Alargamiento de 5 kg a 80 kg <12 %
Fuerza de choque máxima (factor 1.77 y 55 kg) < 8KN
Numero de caídas (factor 1.77 y 55 kg) >5
Elasticidad dinámica <40%

Debemos tener en cuenta que los valores de resistencia del cuadro normativo se deben testar en todos los modelos bajo las condiciones del ensayo dinámico definido según la normativa citada anteriormente. Estas condiciones de ensayo, consisten básicamente en que la cuerda debe estar unida a un punto fijo, el factor de caída debe ser igual a 1.77 y la masa debe tener un peso determinado que va en función de la tipología de la cuerda a ensayar. En el caso de las cuerdas dobles, el peso es de 55 kg debido a que una cuerda doble testada con 80 kg (masa utilizada para las cuerdas simples) solo resiste entre una y tres caídas de factor 1.77, resultando difícil evaluarlas en tan pocas caídas.

A continuación, se presenta el esquema del ensayo dinámico EN892:

Cácluclo

Esquema del ensayo dinámico (EN 892). Fuente [3]

 Factor de caída=(Altura caída)/(Cuerda activa)=(2.3*2)/(2.3+0.3)=1.77

Algunos de los valores obtenidos según el ensayo normativo como por ejemplo la fuerza de choque máxima, son unos máximos o mínimos teóricos que no son exactamente representativos de la realidad por qué las condiciones de ensayo son substancialmente distintas. En el ensayo, no se tienen en cuenta factores como el rozamiento de la cuerda con los seguros, las deformaciones en los arneses, la absorción de la energía en los cuerpos, el desplazamiento de la cuerda en el dispositivo de freno o el desplazamiento del cuerpo del asegurador.

Por otro lado, destacar que estos valores son obtenidos en las cuerdas cuando son nuevas y que debemos tener en cuenta que los valores concretos que una marca nos da en su garantía variarán en nuestras cuerdas con el paso del tiempo debido al uso. Por ejemplo, la fuerza de choque se verá algo afectada con el tiempo debido a las caídas.

¿Por qué se establece una fuerza de choque máxima?

Entendemos la fuerza de choque máxima como la fuerza máxima que la cuerda podría llegar a transmitir (sea cual sea el valor de tensión en la caída) al escalador o al asegurador y esta se mide según el ensayo dinámico citado anteriormente. Una cuerda con menor fuerza de choque tenderá a ser más elástica y por lo tanto, absorberá más fuerza en una caída. De este modo, tanto el escalador, el asegurador y la cadena de seguros sufrirán menos carga. En el caso de las cuerdas dobles, esta fuerza de choque debe de ser menor de 8KN (equivalente a unos 816 kg aproximadamente).

Se conoce que la desaceleración máxima que podría soportar un deportista dentro del ámbito de la escalada son unos 15 G (1G = la aceleración estándar de la gravedad en la tierra de ). Este valor implica que las cuerdas simples (testadas a 80 kg de peso) deben tener una fuerza de choque máxima de 12KN y que las simples (testadas a 55 kg de peso) deben tener una fuerza de choque máxima de 8 KN. Permitir valores mayores podría ser perjudicial para el escalador y por eso se debe establecer una fuerza de choque máxima.

Nota: Este valor máximo de 15 G admisible para una persona, es específico de la escalada y no es fijo para cualquier situación. La aceleración o desaceleración máxima que puede soportar un deportista depende de la duración, la dirección, el lugar aplicado, la postura del cuerpo y la preparación física entre otros aspectos.

Para obtener la fuerza de choque máxima definida en la normativa en función de la deceleración admisible, basta con multiplicar esta deceleración por la masa que interviene. Este cálculo consiste en la  ecuación definida en la segunda ley de Newton llamada “principio fundamental de la dinámica”. A continuación, vemos el ejemplo de cálculo para una cuerda simple en el caso de una persona de 80 kg y estableciendo la deceleración máxima en 15 G:

F = m*a=80 kg*15 m/s^2 = 1200 N=12 KN

Como podemos ver en el resultado, 12KN es la fuerza máxima admisible que debería recibir un escalador por extrema que fuera la caída.

Preguntas frecuentes

Una vez hemos vistos por encima los conceptos y valores normativos, surgen las típicas preguntas de utilización:

¿Se puede utilizar una cuerda doble para asegurar en simple desde arriba?

Sin ningún problema. De hecho, en cordada de tres tanto el segundo como el tercero van asegurados con una cuerda cada uno. Como hemos dicho anteriormente, una doble de 9 mm de diámetro tiene una resistencia de unos 2000 kg y esta dimensionada para esto. Otro tema distinto, sería utilizar una cuerda gemela de este modo ya que en este caso no sería correcto. En el caso de las cuerdas gemelas siempre deberán trabajar juntas.

¿Podemos escalar solamente con una cuerda doble? o ¿podemos pasar una de las cuerdas por varios anclajes consecutivamente?

Por un lado, la normativa desaconseja totalmente utilizarlas como cuerda simple porque no se han diseñado para ello. Por otro lado, en cuanto a la resistencia de la cuerda se refiere, sí que sería posible hacer esto. Como hemos visto, una cuerda doble aguantaría más de una y de dos caídas con 55 kg siendo el factor de 1.77 (e incluso con 80 kg en las condiciones de ensayo) (fuente [3]). Sin embargo, a la larga esto implicaría un deterioro considerable de la cuerda aumentando su fuerza de choque y disminuyendo su elasticidad.

De todas formas, en realidad es una práctica habitual pasar la cuerda por más de un seguro consecutivo para evitar el rozamiento o simplemente por equivocación o comodidad. Sin embargo, sabemos que cuanto menos lo hagamos menos solicitaremos una de las cuerdas en caso de caída.

¿Podemos pasarlas juntas por los seguros?

Otra práctica habitual es pasar las dos cuerdas juntas en el primer/os seguros del largo (cuando hay poca cuerda activa) por tal de no sobrecargar una de las dos cuerdas en una caída poco dinámica. También, se hace cuando hay un desplazamiento horizontal y queremos proteger tanto al segundo como al tercer de cordada en un posible péndulo. Esto, no debe hacerse en todos los seguros sin motivo aparente, pues la fricción entre las dos cuerdas al pasar juntas por los seguros podría perjudicarlas en caso de una caída. Podemos ver un ejemplo de esto en la siguiente fotografía.

Fuentes:

[1] Javier Zúñiga. Cuadernos técnicos nᵒ1 [en línea]: Cuerdas de seguridad. [Consultado: 20 julio de 2016]. Disponible en: <http://www.olerdola.org/documentos/Cuerdas.pdf>

[2] David Durán Fernández. Curso de técnico deportivo en espeleología y descenso de cañones [en línea]: Cuerdas, cintas y cordinos. [Consultado: 20 de julio de 2016]. Federación Española de Espeleología. Disponible en: <http://www.clubpirineos.es/files/alpinismo/biblioteca/Normativa_cuerdas.pdf>

[3] Petzl Distribution. Consejos técnicos [en línea]: Ensayos – Norma. Petzl Distribution. [Consultado: 20 julio 2016]. Disponible en: <https://www.petzl.com/ES/es/Sport/Fuerza-de-choque—normas?ProductName=VOLTA-9-2-mm#.V1-2uPl_tnE>.

Por | 2018-04-03T11:16:56+00:00 septiembre 17, 2016|Consejos, Entrenamiento y técnica|Sin comentarios

Acerca del autor:

Adrià López

Deje su comentario