Slackline: Consejos para iniciarse y seguridad

Inicio/Slackline: Consejos para iniciarse y seguridad

Slackline: Consejos para iniciarse y seguridad

David Ruiz 31 Aug 2017
Apasionado de la Escalada en Decathlon Estella

Instalación del slackline 

Si estás interesado en iniciarte o ya has probado el slackline y quieres continuar con tu progreso, aquí os vamos a dar una serie de consejos y pautas a seguir que os podrían ayudar durante vuestros primeros pasos en esta modalidad deportiva.

A pesar de ser una actividad apta para todo tipo de persona, hay algunos aspectos que habrá que abordar para evitar correr riesgos durante su práctica. Aquí trataremos de ayudaros para minimizarlos lo máximo posible.

Cómo y dónde instalar el slackline

Normalmente, el slackline se compone de dos partes: una sería a cuerda como tal y, la otra, sería la parte del ratchet (aparato metálico encargado de tensar la cuerda).

Buscaremos dos árboles y pondremos cada parte alrededor de uno de los árboles. Es recomendable colocar unos protectores rodeando los árboles que evitarán que dañemos los propios árboles, así como el propio slackline. Importante doblar la cuerda como en el dibujo que adjunto aquí abajo, porque sino el slackline no quedaría totalmente plano y podría derivar en un fallo al pisar y la consiguiente caída.

slackline

El siguiente paso es pasar la cuerda por el ratchet de forma que se quede plana y no haya torsiones a lo largo de ella. Recomendable que lo coloquemos de tal forma que la palanca del ratchet quede en la parte de abajo del slackline. Pasaremos toda la cuerda que podamos y ahí será cuando comencemos a tensar con la palanca del ratchet, tirando hacia arriba y hacia abajo.

slackline

Una vez ya esté la cuerda bien tensa, aseguraremos la palanca del slackline de tal forma que quede como en la siguiente foto.

slackline

Para iniciarnos en esta modalidad deportiva no sería recomendable poner la cuerda demasiado larga, una distancia como máximo de 10m sería suficiente, y conforme vayamos practicando se podrá poner más larga para aumentar la dificultad. La anchura ideal sería los slackline de 50mm. En cuanto a la altura, al ser una largura relativamente corta, la cuerda no se va a hundir demasiado en su punto central así que la altura ideal sería como máximo 50cm. Esta altura nos ayudará a la hora de subirnos a la cuerda así como para tener más control y evitar males mayores en las caídas. Esto ayudará a no tener una sensación de peligro, lo que nos permitirá concentrarnos más en la propia actividad. Y, por último, el terreno sobre la que la instalemos debería ser lo más homogéneo posible para evitar pisar en ramas, piedras, etc. al caer, lo que nos podría causar algún tipo de lesión.

Aspectos técnicos básicos del slackline

  • Descalzo o con calzado: descalzo se siente más la cuerda, pero al caer (que en iniciación se repetirá bastantes veces) podríamos pisar algo que haya en el terreno y dañarnos los pies o los tobillos. Con calzado no se siente tanto la cuerda pero se evitaría estos riesgos antes comentados. El calzado ideal sería un calzado ajustado y con suela plana.

  • Alineación del cuerpo: a la hora de caminar sobre la cuerda. Deberíamos formar una línea recta desde el tobillo del pie de apoyo, la rodilla, la cadera y la cabeza. Para mantener el equilibrio son clave los dos brazos y la pierna que no apoya.

  • Mirar a un punto fijo: bien al anclaje o, como recomendación personal, a un punto del árbol un poco por encima del anclaje. ¿Qué pasa si miramos a la cuerda? Al estar la cuerda en movimiento, inconscientemente te inestabiliza y acabas cayendo.

  • En los primeros contactos con el slackline: sale de manera inconsciente mantenerse con los dos pies encima de la cuerda. Esto es un error ya que es más sencillo encontrar el equilibrio y mantenerse encima de la cuerda si apoyamos sólo con una pierna y la otra la utilizamos para equilibrarnos.

  • Mantenerse más rato encima de la cuerda: aunque no avancemos mucho, a intentar avanzar rápidamente y sin ningún tipo de control.

  • La respiración: En el momento de que nos aceleramos o estamos cansados, nuestra respiración se acelera y se transmite automáticamente a nuestro cuerpo que empezará a temblar. Hay que encontrar el punto exacto entre concentración y relajación.

  • Realizar pequeños descansos: Es muy recomendable ya que a pesar de que no se tenga la sensación de que nuestro cuerpo está cansado, realmente lo está. Es un tipo de actividad física que exige un esfuerzo a todo el cuerpo en su conjunto.

slackline

Esperamos que estos consejos os sean útiles y os ayuden en esos primeros pasos dentro de esta modalidad deportiva.

¡Gracias por leer mi artículo! Si quieres saber más sobre el slackline déjame un comentario o consulta nuestro catálogo de Escalada.

David Ruiz
Vendedor de Escalada
Ven a conocer a David en la tienda de Decathlon Estella

Por | 2018-04-03T11:43:56+00:00 agosto 31, 2017|Consejos, Escalada|Sin comentarios

Acerca del autor:

David Ruiz
Apasionado de la Escalada en Decathlon Estella

Deje su comentario